Fatca afectará a miles en Nicaragua

Published in:

Wendy Álvarez Hidalgo

Dentro de casi año y medio, es decir 2015, todos los bancos del mundo que tengan en su poder información sobre los estados financieros de los ciudadanos americanos, los que tienen doble nacionalidad o bien los que están en posesión de una tarjeta verde (residencia) y que viven en el exterior deberán transferirla a las autoridades de Estados Unidos.

La misión: perseguir a los evasores fiscales estadounidenses y de esa tarea Nicaragua no está exenta, cuya medida afectará a al menos unos 150 mil clientes del sistema bancario, estima Carlos A. Núñez Vivas, gerente propietario de Vivas y Foodman Tax Compliance, una empresa especializada en temas fiscales norteamericanos, radicada en Estados Unidos y con una sede en Managua.

La persecución fiscal estará enmarcada en la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras (Fatca, por sus siglas en inglés). El 19 de agosto pasado, el Departamento de Tesorería de los Estados Unidos de América (IRS, por sus siglas en inglés) convocó oficialmente a las instituciones financieras para que se registren e inicien el proceso de adhesión a la norma americana.

Una vez registradas en el portal electrónico de la IRS —explica un boletín de la firma KPMG—, las instituciones financieras recibirán una notificación de aceptación y se les emitirá un número de identificación de intermediario global (GINN).

En ese sentido, Núñez señala que antes del 25 de abril de 2014 las instituciones financieras afectadas por esta ley foránea deberán cumplir con ese procedimiento, porque en junio de ese año se publicará la lista de las entidades que suscribieron los compromisos que exige Fatca, lo que les servirá de carta de presentación a la hora de buscar financiamiento externo con fuentes provenientes de Estados Unidos.

El experto sostiene que el gran número de clientes que serán afectados por esa ley foránea en Nicaragua es comparable con los que tiene Costa Rica, y es por eso que urgió a la banca nicaragüense a iniciar el proceso de notificación a sus clientes, para evitar retrasos en el cumplimiento de las fechas ya establecidas por EE. UU.

Hasta ahora la Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras (Siboif) no se ha pronunciado sobre si el Gobierno suscribirá con Estados Unidos el cumplimiento de Fatca, por lo que los bancos tendrían que firmar directamente con la IRS.

PREPARAR A CLIENTES

“En Nicaragua he notado como que las personas todavía tienen una falsa esperanza, por así decirlo, que tal vez Fatca se acabe, que tal vez el gobierno americano cambie de opinión (...) Muchos clientes todavía no saben de esa ley porque los bancos todavía no han tomado los pasos para notificar a sus clientes”, afirma.

Núñez dice que los bancos nicaragüenses deben comenzar ahora ese proceso para evitar que los clientes los culpen por divulgar información privada, protegida por el sigilo bancario. Recuerda que no se podrá declarar esa información del cliente, si este no da la autorización, cuya obtención de permiso requerirá de tiempo.

El experto también aconsejó a los bancos a iniciar el registro electrónico en la IRS, “el tiempo pasa rapidísimo y ya hubo prórroga y ya hay fechas límites”. Luego los clientes afectados por esta ley tendrán que acercarse a los bancos a regularizar o autorizar el sometimiento a esta legislación americana.

NO HABRÁ VUELTA ATRÁS

Núñez dice que posiblemente hayan algunas modificaciones en la ley Fatca en el Congreso, pero ya es inevitable su puesta en marcha. Entre las posibles reformas podría ser el tema de la reciprocidad que impone la ley, así como los aspectos relacionados con la eficiencia en las operaciones.

Con la Ley Fatca el Gobierno de Estados Unidos pretende recaudar 7.6 billones de dólares en un período de 10 años. Los bancos podrán retener el 30 por ciento sobre pagos de fuentes americanas a las personas sujetas a esta ley y que se opongan a que su información pase a manos del fisco estadounidense. También podrán cancelarles el servicio bancario.

In summary, WNF Law, PL - Waserstein Nunez & Foodman represents an exclusive list of clients who require legal representation in its collective areas of expertise. Located in Miami, Florida at 201 S. Biscayne Boulevard on the top floor of the Miami Center (34th Floor). Please contact Brenda Bassett at 305 760 8500, Bsb@WNFLaw.com to learn more about WNF Law, PL or at its website www.WNFLaw.com.